jueves, 17 de enero de 2008

Invisibilidad


El cristal de mi lamento en mil pedazos se quiebra,

cuando los ojos que busco con los mios conectan.

Si paso por tu lado como roce de azucena

y ni mi aroma captas por el despiste de tu senda,

mi materia se deshace en ríos de agua sin tregua.

En agua me vierto y me contengo. En agua digo;

y su transparencia...

me encuentra camuflada en la selva,

agitando mis manos, desentumenciendo mis piernas,

salto, muevo, grito sin que os llegue mi presencia.

Cuando cansada rindo mis estandartes sin guerra,

algo muy viejo, pasado, delante de mi se presenta.

Y me siento niña, que ratón pareciera

buscando el refugio que de las aguilas aleja,

sin que nadie se de cuenta de mi transitar invisible,

de la hondura de mi pena.

Es ella la que surge como rio, como fiera

cuando al pasar por vuestro lado

de mi no notáis ni la queja,
que se instala en mi rostro, en mis cejas
mientras por dentro me pregunto
por qué no me véis si estoy cerca.

3 comentarios:

Meiga en Alaska dijo...

Me cuesta tanto imaginar que alguien sea incapaz de verte... con lo que brillas, con lo que reluces... toda tu desprendiendo colorines saltarines :)
Te quiero guapa...
Feliz cumpleaños mañana :)

Rocio Ramos Morrison dijo...

yo pienso lo mismo
no se que te hara sentir asi
no se quienes seran los ojos ciegos que te ignoran
los oidos sordos que ignoran tus palabras
pero a mi,
me pareces tan grande
tan hermosa
tan tan taran taran tachan chan
te quiero mi hermosa "hermana"

Musaranya dijo...

:O!! Chapó! Es lo mejor que he leído (y por triplicado) en mucho tiempo! Es genial, genial!!
Gracias :)