viernes, 12 de febrero de 2010

Detenida y sintiendo


Entre pasos el tiempo se paraliza, adquiere la consistencia gelatinosa de una materia por atravesar, a mi alrededor los niños corren y hasta sus gritos parecen ralentizados por la irrupción de una sensación que no alcanzo a nombrar. Son los rayos de sol colándose entre las hojas, haciéndolas más verdes si cabe, mientras una brisa marina las mueve como una madre. Es el aire que entra por los agujeros de mi naríz ensanchándola, llenándola de vida. Hoy respiro más mientras cruzo el patio del colegio y camino por las líneas blancas que delimitan los campos de juegos. Será que la primavera apura su paso y ya se van los hielos que quedaron adheridos a las pieles de otros fuegos ya apagados. Es la primavera que, como siempre, me sorprende y me anuncia su llegada con voz suave: de secreto. Este año me ha cogido así, de imprevisto, colgando su perfume en mi pelo e invitándome a revivir de nuevo como yema de árbol. Es mi cuerpo alborotado que se hace pájaro, hierba, flor, charquito-espejo. Ese sentirme observadora en quietud mientras todo a mi alrededor se mueve. Ese notar el ritmo del corazón del mundo en el que vivimos tom tom tom tom .... Ya llega, ya llega la primavera

5 comentarios:

juan dijo...

llegara... siempre llega... y todo nace de nuevo es como si todo empazara... me encanta siento como una mezcla de ilusion y esperanza... un abrazo

Blog A dijo...

Como me gusta la primavera.
Esté año la necesito más que otros, esté frio me mata.
un besiño

Mirada dijo...

:-) ¿si?

Fer dijo...

¿Primavera?. ¿Pero estás segura que el "astro rey" no se ha marchado de nuestra galaxia?. ¡Escamas es lo que nos van a salir!Más no pierdo la esperanza de que pueda ver la luz nuevamente. Un beso.

alma dijo...

Me encanta la imagen....se va a anunciando la primavera...