viernes, 6 de noviembre de 2009

Exorcismo


He estado poseído. Poseído por un fantasma sin nombre al que le puse tu rostro.
Ayer vomité en el hall. María se cansó de gritarme que era un cerdo y que si me creía que, con la mierda de sueldo que le pago, podía abusar de ella de esa manera. Traté de explicarle que no era por mi culpa, que me seguías de cerca y que, a pocos metros, mi estómago ya te detectaba expulsando esa viscosidad verde que no se asemjaba a nada de lo ingerido en las dos comidas escasas que desde la posesión realizaba.
Se fue dando un portazo y dejando un halo a pino que emanaba por igual de todas las habitaciones de la casa. Qué frío hacía, sentía ya tu galopar desde el otro lado, pronto congelarías mi nuca con tu aliento, entumecerías cada uno de mis miembros hasta el paroxismo. Y ahí, hecho un guiñapo, rezaría para que te materializases en algo tierno, en algo chiquito, en algo sin pinchos ni cortes. Mi corazón latía con ritmo de locomotora, llegabas ya y me asía con fuerza a los brazos del sofá, clavandole mis dedos, agarrándome como si de pronto fuera a salir despedido al universo. En el espejo, empañado por la temperatura inexistente, se dibujó un Hooolaaaaa.... Paralizado, totalmente paralizado.
Holaaaaa.
De nuevo en el cristal y ni un movimiento en la crispación de mi cuerpo. Y el espejo que comienza a moverse y un ruido ensordecedor metálico en la casa, y un pájaro chocando en mi ventana, y las paredes que se hacen pequeñas, y la habitación que comienza a cerrarse en torno a mi, y ya no tengo espacio, y tan solo puedo dejar mi mano fuera, y noto el impulso de mi dedo índice rozando el espejo, y como da vueltas, crea rayas, triángulos, zigzaguea... Y todo se para, el espacio se recupera de su doblez, el sonido se acalla, y vuelvo a respirar y a sentir.
De reojo observo el espejo
ADIOS
Por fin he vuelto a ser uno.

3 comentarios:

montse dijo...

hola, me he metdo en el papel, se te da bien el terror con final feliz .un beso

juan dijo...

QUE BUENO... llegas a locura para acabar con el miedo...
un abrazo

Mayte dijo...

Escalofriante y motivador...

Un biko.