domingo, 18 de marzo de 2012



No me educaron en la creencia de que la prostitución es algo natural porque el hombre tiene “necesidades”.
En las tertulias de mi casa no se alardeaba de cuántos polvos te echabas, ni de si el abuelo era un bala perdida que se había dejado los cuartos de puta en en puta o de cuántas camas y había deshecho.
Mi abuelo era una persona entrañable, muy preocupado por su mujer, sensible, cariños
un tanto tímido. Le quise más de lo que he podido llegar a querer a nadie, de momento. El me enseñó el sentido de compromiso, palabra, honor. Me dio mi modelo de pareja.
Los amigos que se han cruzado conmigo en la vida eran respetuosos en su lenguaje con el sexo opuesto, nunca nunca nunca les he oído burlarse de una mujer en plan sexual o denigrarla como si de una cosa se tratase.
Mi antigua pareja tenía muuchos defectos, casi tantos como los míos pero jamás por su boca salió nada parecido a un te pongo mirando para Cuenca mientras pasas la fregona al suelo. Quizás los modos eran otros y las actitudes eran las mismas? No lo sé, creo que no.
En aquel tiempo me espantaba venir a Vigo a ver a los amigos de mi hermano porque me parecían trogloditas con sus risotadas y comentarios soeces. En el camino de vuelta siempre comentábamos lo mazarocos que nos parecían. Y es que, como digo, no había cultura de puticlub a mi alrededor. Putas haberlas hailas, como las meigas, sin embargo, no era un tema que siempre estuviese encima de la mesa.
Y es que las veces que me plantee el tema, lo hice como estudio de alguna clase de sociología, como un mal social. Que una mujer, por muy libre que sea de hacer de su capa un sayo, venda su dignidad, su cuerpo y al hacerlo nos convierta a todas en objetos de usar, me parece una aberración. Si las mujeres no hubieran tenido que hacerse putas, por falta de recursos, educación, apoyos…. Los ceporros de hoy en día no andarían sintiéndose los machos alfa del rebaño, los gorilas no tendrían que andar pegándose golpes en el pecho para demostrar cuán fuertes son, cuán machotes, cuán grande es su miembro viril…. Dios!!!! Es patético, no quiero estar más en una reunión de penes, porque nunca me he reunido con varias vaginas…. La falta de cultura y de sensibilidad nos lleva a relacionarnos como en la carnicería, pidiendo medio kilo de esto o lo otro. No puedo con ello, de verdad, es que no puedo.
No quiero que esto forme parte de mi vida y seguir mirando para otro lado como si no lo estuviera recibiendo. No me voy a relacionar con hombres, sean quienes sean, que no sean capaces de cuidar el mínimo respeto que se debe a otro ser humano, sea mujer, niño, anciano o lo que sea. Esta vez ha sido suficiente y no pienso volver a consentirlo.

P.D. Pido disculpas a los hombres que no se ven aquí retratados. Sé que algunos habéis traspasado el cliché y os doy las gracias desde lo más profundo de mi corazón por no quedaros en lo que se ha considerado “normal” desde siempre y poder ver que no lo era.

5 comentarios:

De cenizas dijo...

Por encima de hombres o mujeres: personas. Toda evolución es lenta... y se va consiguiendo, poco a poco, pero con paso seguro.


besos

raindrop dijo...

He leído seguidos tus dos últimos post (que me parecen como dos capítulos del mismo tema) y he recordado esta foto sobre esta campaña.
Y aunque hace referencia solo a la prostitución infantil, perfectamente se puede cambiar "girls" por "women".
A mí, desde pequeñito, mis padres me enseñaron el valor de la persona, independientemente de sus características peculiares, y siempre he estado de acuerdo con esos principios (con los que, desde entonces, he tratado de ordenar mi forma de pensar y mi comportamiento).
Un gran motivo para agradecer a mis padres.

besos

Anónimo dijo...

Por eso pido perdón a aquéllos de vosotros que no entráis en esta categoría de seres no-humanos. Sé que no todo el monte es orégano... Y doy gracias por ello.
Besos
Ana P.

I'm a soul dijo...

que excelente blog, los invito a visitar el mio y a compartir sus opiniones, me interesan mucho!

Martín Rabezzana dijo...

Hola; buen escrito.

Decís más o menos que la falta de cultura nos lleva a relacionarnos de mala manera, mas en realidad cosa tal se da a causa de la falta de respeto lo cual es independiente del nivel cultural que se tenga; a medida que avanzó el desarrollo intelectual más viciosa se volvió la humanidad, más destruyó al medio ambiente, más abusó de otras especies y de sí misma; yo solía menospreciar a los faltos de cultura e hice un gran esfuerzo por volverme un intelectual, y tal vez lo haya logrado, y creo que hice más daño desde que lo soy; soy peor persona que antes; soy un mal tipo ahora... siento más odio que antes; soy más humano que antes (si no sintiéramos odio seríamos animales, aunque el "animal" se use incorrectamente para descalificar);... ahora entiendo lo poco que vale la cultura y la inteligencia y lo mucho que vale todo lo demás, que es lo que me falta justamente...

Sin ánimo de ofender va mi sugerencia: no asumas que pasa el valor de alguien por el intelectualismo ya que lo menos positivo reside en cosa tal.

Chau