martes, 12 de julio de 2011

Nublado en verano


Papeles,vidrios y pieles de frutas, alfombras de ciudad, por las que camino. Con el pensamiento yendo y viniendo, desde pasado a presente. El stop que marca el fluir del tráfico parece ser un presagio del tiempo conmigo misma, de la introspección que calma los humores, del silencio buscado que atempla chismorreos y vacuidades. Mi espíritu necesita calma, transiciones en pasos de ballet hacia un tiempo que aún no es, pero todo hace prever que será.
Me preocupo lo justo, retomo mi amistad con la lectura a la que abandoné meses atrás por incompatibilidad horaria. Es gran amiga la lectura, siempre aguarda fiel y compasiva mi vuelta, alzándome los brazos, llevándome en volandas.
Y es que no encuentro nada fuera. Fuera hay ruidos cuando yo busco música. Algunos me tildan de vanidosa, de orgullosa, de prepotente. No lo creo. Qué puedo hacer si lo que me encuentro me deja átona como un canto monódico de monjes castrados. Si mis circuitos se desconectan y me apago entre televisiones y platos.
No considero al escenario el protagonista de este drama, soy yo, autora, productora, escenógrafa la que no se siente a gusto en la piel del personaje. Se me congela la sonrisa hasta el punto que me duelen las mandíbulas de tanto hacerlo. Dentro un viento frío lo ocupa todo. Dentro no sé a dónde voy, sólo que tengo ganas de ir.

5 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Querida Ana, vine a retribuir tu visita a mi espacio, quise leer tu texto "Nublado en verano", pero la foto del lobo tapa el costado izquierdo del final, fíjate eso. Me he quedado con la intriga, luego paso para ver qué sucede.
Besos.
Humberto.

centrosdemayores dijo...

Intentaré abrirlo de otra forma...
por si la configuración cambia.
:-)

mirada dijo...

Con el Mozilla sucede igual...
Besitos.

De cenizas dijo...

Falta un poquito... pero se capta por el sentido general.
Hay épocas en la vida en las que uno está muy a gusto consigo mismo, con un libro, y las riendas de sus pensamientos y emociones. Los vientos cambian y las tendencias...

besos

Anónimo dijo...

A mi tambien me pasa desde el tlfno, mari, y no puedo leer el final