lunes, 18 de enero de 2010

Aniversario


365 días pasaron tan rápido! Apenas cuento con tiempo para mi, inmersa en la aventura que crea caminos y desempolva papiros escritos entre cenizas. De este año que se fue rescato el sabor de tu boca, el calor de tu piel, la curva de mi cadera en la que tu cabeza encaja perfectamente. Nuestra manera de encontrar la mirada del otro, la molestia de que el tiempo transcurra como desbocado cuando nuestro espacio se reduce. Mi mejor regalo de cumpleaños eres tú sin duda. Soy muy afortunada.
Pero también rescato el mundo, los lugares transitados de caras conocidas y desconocidas, la búsqueda de un trabajo del que me sienta satisfecha, los 180 pares de ojos que me escrutan todos los días: unas veces con cariño, otras con burla, otras con enfado, otras con indolencia pero que me obligan a revisar mis miedos, mis conocimientos, mi manera de ser. A no permaneces inmóvil como estatua para poder entenderles, a inventar palabras, anécdotas, ascensores para subir en busca de algo que, en ocasiones, es dificil de definir.
Agradezco los libros, esas historias que se funden con la mía, que me inspiran y me llevan por el mundo en zapatillas y bata de casa. La música como antídoto de la amargura y del silencio no buscado. Doy gracias por mi falta de rencor, por poder superar los malos momentos y estar en camino de que los buenos no pesen con nostalgias de juventudes y locuras. Agradezco cada uno de mis 44 años, que me han traído hasta aquí, que me sostienen cuando dudo, que me recuerdan que todavía hay muchos más por delante, mucho más que ver, sentir, oler, morder, saber, amar y comenzar.

2 comentarios:

De cenizas dijo...

Lo tuyo se llama pensamiento positivo... y es el camino que conduce hacia la paz y la felicidad.
Espero que los 90 no sean en una sola clase....

Felicidades.


besos

Mirada dijo...

¡qué bueno, corazonciño, qué bueno!
Muchísimas felicidades.
Besos a montones, me alegra mucho y me emocionas, es que te quiero.. caramba.