sábado, 21 de febrero de 2009

Trato


La dificultad de aceptarnos como somos,

la línea que separa el uno del nosotros.

Aquello que brillaba sin necesidad de sol

se fue volviendo conflicto, necesidad, oscuridad.

Si puedo aceptar que eres,

si puedo reconocer que soy,

si lo que tú eres y lo que yo soy,

no tiene porqué cambiar,

Sólo si no quiero cambiarte

Sólo si tú no quieres cambiarme.

Entonces visto ropa que no aprieta,

que no deja marcas en la piel

que no necesita de planchados y remiendos.

No quiero máscaras tras las que perfilarte

ahora como príncipe, ahora como sapo.

Me gustaría ser suficiente, ser visible,

ser lo que soy y que por ello me busques.

Me gustaría que fueses suficiente, visible

que seas lo que eres y que por ello te busque.

Hagamos un trato

si algún día descubres en mi mirada

el juicio que no respeta la identidad,

si algún día necesitas que me convierta en otra,

nos diremos adios con sonrisa y abrazo,

para seguir caminando, y quién sabe si encontrando

a aquel que quiera que la imagen del espejo

siga siendo el reflejo fidenigno

de las personas que somos.

4 comentarios:

Blog A dijo...

Es importante aceptar,aceptarnos y que nos acepten tal como somos y si no, a otra cosa mariposa.
un besito

irene dijo...

Que empeño tienen la raza humana en transformar al que tenemos enfrente a su imagen y semejanza......me pregunto en qué momento de las relacciones llega esto? acaso serán crisis de seguridad??? o serán fechas de caducidad difíciles de aceptar???
A mí me gustas así como eres, me gusta saber que te amo como ser humano y me llena de gozo sentirme amada por un ser tan bello como tú.
Un abrazo en esta corta distancia que nos une, nena.

Néctar dijo...

Con todo esto que cuentas, ahora entiendo el por qué de tus pacientes recomendaciones, lo sincero se tus consejos... al fin y al cabo creo que nadie nos puede cambiar, no? Eso sí gracias por tus palabras, aunque no sean para mí, me siento identificada.

Geluka dijo...

Qué bonito Ana, eu agora estou sentindo máis que nunca o que é a aceptación, primeiro de min mesma, esa é a primeira aceptación de donde parten todas as demais. Só se non me xuzgo deixo de xuzgar aos demais, só si me quero e me recollo podo recoller e querer as persoas que me rodean aínda que non me den o que eu preciso.
Acabo de ler o teu comentario no meu post de Pasagems Inconscentes e teño que dicirte que me sentín moi cerca de ti. Eu tamén, sobre todo, gardo dentro de min os contos e as cancións do meu abó. A casa do meu sono é a casa do meu abó. A súa tenrura, cariño e o seu xogo. Moitos bicos linda.